lunes, 15 de agosto de 2016

BIO- NEURO - EMOCION... lo que crees...creas

Bioneuroemoción, lo que crees, creas

Dentro del paradigma de la BioNeuroEmocion sabemos que detrás de cualquier síntoma físico, mental o comportamental siempre hay un componente emocional.

Así pues lo que la medicina convencional llama “enfermedad” estaría relacionado con una o varias emociones reprimidas y reducidas al silencio después de su aparición en nuestras vidas por no haber sabido gestionarlas adecuadamente. 

Esas situaciones de impacto emocional se caracterizan por la entrada en incoherencia emocional de la persona que es sencillamente ese estado en el que aquello que sentimos (corazón), pensamos (mente) y hacemos (cuerpo) no se mueve en la misma dirección.

Esas emociones no expresadas en el momento adecuado a causa del juicio, declaradas “políticamente incorrectas” por chocar frontalmente con nuestras creencias más profundas, cultura, religión o educación, y aún activas a día de hoy, habrían sido impresas en nuestro interior, en nuestro inconciente, por nosotros mismos en algún momento de nuestra vida, o por alguno de nuestros ancestros al que nos une lo que llamamos una fidelidad familiar inconsciente.


Diariamente, somos asaltados por numerosas situaciones físicas externas a las que nuestro sistema de protección inconsciente, al mando del cual está nuestro cerebro, da las adecuadas soluciones; así, activa la sensación de hambre, cuando nuestras reservas de glucosa flojean, el estornudo, cuando un cuerpo extraño entra en nuestras vías respiratorias o el vómito, cuando una sustancia tóxica es ingerida a través de nuestra alimentación. 

Todas ellas son soluciones biológicas temporales aplicadas con el fin de la supervivencia, que es el principal objetivo de cualquier ser vivo sobre la Tierra. Una vez desaparecido el agente desestabilizante (la falta de glucosa, la partícula de polvo o la seta venenosa), el cerebro interrumpe la reacción activada y la persona vuelve a la normalidad.

Pero ¿qué sucede cuando el agente amenazante es de tipo psíquico? ¿Qué ocurre cuando una situación imprevista, inesperada, más o menos dramática, vivida en aislamiento y sin solución aparente llega a nuestras vidas, como un mísil? 
Estamos hablando de situaciones desestabilizantes como pueden ser un insulto o una situación delicada como que se instale tu suegra en casa o que te despidan del trabajo… ¡Pues lo mismo! Aquí nuestro sistema de protección psíquico, con el cerebro al mando, detecta como nuestros niveles de estrés se disparan cuando no respondemos de una forma coherente ante esa situación, al reprimir la emoción que realmente sentimos y sustituirla por otra “políticamente correcta”… y en este caso también activa la mejor solución que nos puede proporcionar para recuperar nuestro equilibrio emocional inicial. Pero no hay que olvidar que el campo de acción sigue siendo puramente biológico y, por tanto, la solución va a tener un sentido biológico.

Así pues, si acepto la estancia de mi suegra en mi casa cuando en realidad vivo esa situación como “indigerible” (“¡Pero claro! ¿Cómo le puedo yo dar ese disgusto a mi pareja? ¡No quiero causar problemas!”), la solución que mi inconsciente me va a dar pueda ser generar más ácido en el estómago para facilitar esa “digestión pesada” con los consecuentes problemas digestivos que eso conlleve…

Sin embargo, ese trastorno no está ahí para fastidiarme o castigarme, sino que es la mejor solución biológica que mi sistema de protección inconsciente encuentra para superar ese conflicto. Mientras el conflicto siga activo, mientras no exprese de forma consciente esa emoción de rabia que no expresé, que reprimí, y pase a la acción en consecuencia a mis creencias, seguiré en incoherencia emocional, estresado, y la solución biológica del exceso de ácido seguirá activa.

Es por eso que en BioNeuroEmocion no hablamos de “enfermedad” sino de “programas biológicos de adaptación”.

Como se mencionaba al principio del artículo, el impacto emocional no siempre tiene su origen en un punto de nuestra historia cronológica, de nuestra edad, sino que puede proceder de lo que denominamos nuestro Proyecto/Sentido y/o de nuestro Transgeneracional.

Cuando hablamos de Proyecto/Sentido nos referimos a la situación emocional de los padres en el espacio comprendido entre los nueve meses antes de la concepción del hij@ y los 3 años de edad. La mamá, y evidentemente todo aquello que influya en su estado emocional (pareja, familia, las condiciones sociales, económicas y culturales del momento,…), va a ser un pilar determinante en el desarrollo futuro del hij@ y no sólo por la calidad de los nutrientes que circule por su sangre.

Cuando el bebé está en el vientre de la madre, éste vive todos los estados emocionales de ésta como si fueran suyos: sus alegrías, tristezas, preocupaciones y también sus incoherencias emocionales, con todo lo “no expresado”. El bebé se comporta aquí como una “esponja” absorbiendo toda la información de su alrededor que, sin filtros, sin juicios, va a constituir los programas inconscientes con los que va a funcionar como futuro adult@. 

Es por ello que algunas de nuestras enfermedades se encuentran programadas en esta etapa de nuestra vida.

Pero no solamente hablamos de la etapa uterina, sino incluso a la anterior a la concepción, que está llena también de información emocional que gira alrededor del bebé como proyecto de futuro adult@; por eso es importante tener en cuenta qué pasaba por la cabeza de nuestros padres alrededor de nuestra concepción: si querían niño o niña, si era o no desead@, cómo sentía mamá la relación con papá…

La ciencia ha concentrado su atención en el determinismo genético y nos ha ocultado durante mucho tiempo la enorme influencia que los estados emocionales tienen en la vida y cómo nuestras creencias y sentimientos, en esta primera etapa, influyen en el desarrollo de nuestros hijos.

Cuando hablamos del Transgeneracional nos referimos al estudio del árbol genealógico y sus memorias familiares. Su objetivo es poder poner en nuestra consciencia la historia de la familia, comprenderla y poder comprender el rol, al que estamos (inconscientemente) invitados a jugar a lo largo de nuestra vida. Ahí podemos ver ciertas similitudes entre ciertas áreas de nuestras vidas y ciertos aspectos del árbol. De esta forma, estamos invitados a resolver situaciones emocionales no resueltas que han sido excluidas de la conciencia familiar.

De la misma forma que aceptamos que cada uno de nosotros dispone de un sistema de protección inconsciente que vela por nuestra supervivencia, podemos entender que también existe un sistema de protección inconsciente familiar que vela por la supervivencia del clan. Éste “escucha” todas aquellas situaciones emocionales no correctamente gestionadas en algún lugar del árbol y también les da una solución biológica mediante algún miembro del clan.

El árbol denuncia así a través de sus miembros todos los secretos, lo “no expresado”… las incoherencias emocionales que pueden manifestarse muchas veces en forma de enfermedades concretas.

No debe entenderse el P/S y el Transgeneracional como un lastre, sino como la oportunidad de sanar unos errores que, de no somatizarse en el cuerpo, no tendrían fin.


Un acompañamiento como el que ofrece la BioNeuroEmocion puede facilitar la emergencia de esas emociones ocultas desde el inconsciente hasta nuestra conciencia, aportando así la aceptación de la persona de lo que no se pudo gestionar en el momento del impacto emocional. Dicha aceptación lleva a la coherencia y a la paz interior, a la mejora e incluso hasta el restablecimiento.

Fuente: http://www.ifeelmaps.com

miércoles, 16 de marzo de 2016

El Abedul : símbolo de vitalidad y de apertura

Esencia Floral  Abedul : símbolo de vitalidad y de apertura 




La gran limpieza de la primavera va a empezar. La savia nueva va a despertar las ramas dormidas. El liquido precioso, también llamado “agua de abedul” se recoge únicamente en la primavera, en el preciso momento en el cual el organismo, saliendo del invierno, necesita limpiarse de los desechos acumulados. También, es la savia que va a hacer crecer los brotes del abedul los cuales contienen numerosos principios activos (aceites esenciales, taninos, derivados flavonoicos, sesquiterpenos y vitamina C).

La savia de abedul :
De por su paso a través de todo el sistema radicular y su ascensión por el tronco, la savia de abedul constituye una verdadera “agua dinamizada biológica”, cargada de principios activos y de un potencial vital importante. Es el motivo de su asociación con extractos concentrados de brotes (macerado-madres) cuya actividad parece entonces amplificada.

Ejemplos de asociación :
Savia de abedul + brotes de abedul + brotes de cassis.
En esta mezcla, la acción de la savia de abedul es amplificada con la presencia de los brotes. Re reúne la parte alta con la parte baja del árbol. Basta tomar una pequeña cantidad al día para obtener una acción superior a varios vasos de savia pura.

La Esencia Floral de Abedul  DEVA :
Cuando en algunos periodos de la vida falta la fluidez, el abedul entrega lo que lo caracteriza tan bien: la gracia y la apertura entusiasta de la juventud.

El abedul aporta su acción en dos periodos de la vida:
– La juventud
– Los cuarenta….

En la primera, el abedul transforma el estado negativo de la juventud participando en la apertura hacia el otro, hacia los que nos rodean, en la alegría y la generosidad.

En el segundo periodo de la vida, es para las personas  que quieren retener la vida que parece que les escapa, estar “atrás”, el envejecimiento del cuerpo recordándolo.

El abedul nos dice:“ Que es lo que retienes ? No ves que la vida es movimiento, fluidez, soltura, entusiasmo ?”
De por su mensaje, sus virtudes dinamizantes,  lleva la persona a “desbloquear” las restricciones y limitaciones que se construyo.

“Apertura hacia la Vida ! Apertura hacia lo Nuevo ! Apertura hacia el Otro!”

Es como cuando empieza la primavera, el abedul nos recuerda los ciclos de la vida y al incesante movimiento de su rueda.

Annelise Yvars
Naturopata y Profesora Consejera en gestión de las Emociones.
Articulo publicado en  : Newsletter N°2 – Primavera 2013 – Laboratoire DEVA

Mas Informaciones: http://www.sylfos.net/abedul-birch-1

Foto: ABEDUL - Copyright - Philippe Deroide




9 claves para que tu hijo aprenda a tolerar la frustración

9 claves para que tu hijo aprenda a tolerar la frustración 

Si queremos que nuestro hijo madure y llegue a convertirse en un adulto feliz es necesario que a lo largo de la vida aprenda a tolerar y superar la frustración. Debemos entender la vida como un largo camino en el que nos encontraremos con muchas alegrías y satisfacciones pero al mismo tiempo aparecerán obstáculos que nos producirán pequeñas (o no tan pequeñas) frustraciones que tenemos que afrontar y superar. La vida nos va enseñando que debemos aprender a gestionar tanto lo bueno como lo malo. Todo es un aprendizaje...

Los padres no podemos ni debemos llevar a cabo ningún tipo de acción encaminada a "librar" a nuestros hijos del sufrimiento o insatisfacción que todo esto le va a producir. Debemos enseñarles cómo se aceptan las frustraciones (no todo lo que uno hace sale bien) y cómo se resuelven.

El niño necesita de nuestra protección pero no de nuestra sobreprotección ya que de esta manera lo único que conseguimos es "desprotegerlo". Como muy bien destaca Monste Domènech: "cuantas más veces les saquemos las castañas del fuego, cuanto más le preservemos de cualquier inconveniente, menos preparado para enfrentarse a los problemas crecerá". Por eso, nuestra función como padres es la de ayudarlos a que desde que son bien pequeños aprendan a dominar la frustración. 

¿Cómo podemos conseguir enseñar esto a nuestros hijos? Como destaca Javier Urra: "es tarea de los padres enseñarles a controlar y reconducir su sentimientos de frustración. Para ello es fundamental, en primer lugar, el ejemplo diario, y en segundo, debemos mostrarles las vías alternativas que hay para la resolución de un conflicto concreto". Los padres tenemos que estar ahí para ayudarles a buscar soluciones conjuntamente y valorar las que son factibles y las que no. 

El neuropsicólogo Álvaro Bilbao apunta en la misma dirección: "dile con tranquilidad o confianza que ya va a llegar lo que espera, ayúdalo a concentrarse en otra cosa que desvíe la atención de la incomodidad" y añade "a medida que crece, asegúrate de fijar límites que el niño tenga que respetar". Por este motivo es importante que eduquemos con cariño pero al mismo tiempo con firmeza (con autoridad pero sin autoritarismo).

10 claves para que nuestro hijo aprenda a tolerar la frustración

1. El niño debe aprender que "NO" es una palabra más y que la va a escuchar muchas veces en su vida (por parte de muchas personas).

2. Debemos hacerle ver que todo es pasajero y que hay que tener paciencia poniendo el foco en el esfuerzo para superar cualquier obstáculo. Debemos enseñarle a aceptar los problemas como retos.

3. El niño debe aprender que no siempre se gana, no siempre puede ser el primero. Reforcemos su autoestima (ha de ser equilibrada). 

4. Han de aprender que deben alejarse del victimismo y no recrearse en los problemas.

5. El niño debe aprender que a pesar de no ganar y no ser el primero su esfuerzo le ayudará a crecer y mejorar. Ha de aprender a convivir con algunos fracasos ya que esto les permitirá aprender de la experiencia.

6. Debemos fomentar el sentido del humor y optimismo (como medio para relativizar los problemas). Eduquemos con nuestro ejemplo.

7. Es muy importante que aprenda a expresar sus emociones (todas son importantes).

8. Debe aprender que los demás no estamos ahí para "resolverle los problemas" que le presenta la vida pero es importante que aprenda a saber pedir ayuda cuando lo necesite.

9. Es importante que aprenda a "aplazar la recompensa". No puede obtener siempre una gratificación inmediata. 


Fuente: http://www.elblogdeoscargonzalez.es/2016/03/aprender-tolerar-la-frustracion.html

Si te parece interesante lo que este articulo, puedes leer sus libros:  

sábado, 5 de marzo de 2016

Animales de compañía: como utilizar las esencias florales

Los animales son muy receptivos a los efectos positivos de las flores, eso fue notado por veterinarios y comportamentalistas en animales que utilizan las esencias florales. De por su naturaleza, reaccionan inmediatamente frente a las situaciones a las cuales están expuestos. 

Las reacciones frente a las esencias florales son excelentes en caso de miedo, agresividad, celos… para ayudar en caso de visita al veterinario, partos, ausencia del amo, viaje, separación, etc. Y para regular ciertos disturbios del comportamiento tales como la suciedad, la dificultad de adaptación o un vinculo excesivo.

Como en el caso del hombre, es necesario observar el estado negativo del momento en el animal. Los animales esconden menos sus emociones que los seres humanos. No obstante, es necesario estar atento a su humor y a su lenguaje corporal. Por ejemplo para los gatos: las orejas, la posición, los movimientos de la cola. Hay que observar su comportamiento con su amo, con las otras personas así como con los otros animales.

El entorno en el cual evolucionan se debe también tomar en cuenta. Su humor es, muchas veces, en adecuación con el de su amo.

Las esencias florales DEVA están aquí para corregir 
un rasgo de carácter o un estado emocional.


ANIMALES : CUAL COMPUESTO FLORAL UTILIZAR ?


ASISTENCIA (Compuestoi Floral DEVA Nº 1) 

Este compuesto floral aporta asistencia a los animales de compañía, de tamaño pequeño o grande, que desarrollan un estrés frente a ciertas situaciones.
Puede tratarse de cualquier tipo de miedos: miedo al veterinario, miedo a otros animales, miedo de subir al auto, miedo a quedarse solo, miedo al ruido, miedo a un nuevo entorno, etc.

Es animal se apaciguara en caso de estrés y será más tranquilo.


RELAJACION CORPORAL (Compuesto Floral DEVA Nº 3)

Este compuesto floral es ideal para los animales con entusiasmo desbordante. Favorece cierta relajación en el animal hiperactivo y permite canalizar y reequilibrar su energía.
Se utiliza también para los perros que practican footing con sus amos.
El animal será más mesurado en sus comportamientos y menos impulsivo.

PROTECCIÓN (Compuesto Floral DEVA Nº4)

Este floral se aconseja cuando el animal es miedoso, cuando parece demasiado sensible a su entorno y esta afectado por las emociones de sus amos.
El efecto positivo: un mejor contacto social para el animal.

Otras Esencias florales DEVA ?

Más allá de los Compuestos Florales DEVA, podemos recurrir muy fácilmente a las Esencias individuales para tratar temas específicos.

  • AQUILEA ROSA : Para los animales tremendamente sensibles a los problemas y a las emociones de sus amos.

  •      TREBOL ROJO : Para calmar la ansiedad o el pánico cuando viajan.

  •      VIOLETA PENSAMIENTO : Aumenta la resistencia de los animales domésticos y de corral, sensibles a las epidemias.

  • ARNICA : Para favorecer la recuperación después de un trauma o en post-operatorio.
  • BORRAJA : Alivia la pena, la tristeza del animal en caso de ruptura o de perdida afectiva (muchas veces asociando las esencias de CORAZON DE MARIA y de ESPINO BLANCO).

  •      CONSUELDA MENOR : Favorece la recuperación e estimula las fuerzas interiores de sanación. También se podrá utilizar en aplicación externa.

  •      ECHINACEA : Regenera la integridad de los animales que fueron víctimas de actos de violencia  (animales en refugios por ejemplo).

  •      CORAZÓN DE MARÍA : Libera los lazos emocionales excesivos.

  •      COSMOS : Facilita la comunicación entre el animal y su amo.

  •      ORTIGA : Favorece la buena convivencia de los animales que viven en grupo.

  •      DRAGÓN : Para los animales agresivos que quieren atacar.



LAS FLORES DE BACH Y LOS ANIMALES

  •    CHESTNUT BUD : Para los animales que siempre hacen las mismas torpezas; favorece entonces la aparición de nuevos comportamientos y facilita  el adiestramiento.

  •      CHICORY : Para los animales jóvenes, que siempre solicitan la atención, que piden afecto y buscan siempre atraer la atención sobre ellos.

  •      WILD ROSE : Para los animales apáticos, con falta de interés.

  •      STAR OF : Para los animales que sufrieron un trauma y que no se repusieron.

  • HOLLY : Para los animales celosos, fácilmente hostiles, a menudo.

  •      MIMULUS : Para los animales miedosos, que le temen a cualquier cosa.

  •      WALNUT : Para los animales desestabilizados frente a cualquier cambio.

  • ASPEN : Para los animales nervioso, que tiemblan, y cuando es difícil encontrar el origen de sus miedos.
  • VINE : Para los animales orgullosos, dominadores, a menudo tiránicos.


Las esencias florales DEVA aportan   confianza, autonomía, comunicación y protección . Fueron y son presentados en cursos dedicados a veterinarios y osteópatas especializados en cuidados veterinarios.